martes, 8 de octubre de 2013

The Crazy Ones 1x02 The Spectacular

ENTRADA CON SPOILERS

Tras ver el primer episodio de The Crazy Ones, me puse a buscar opiniones por internet acerca de lo que le había parecido a la gente y las opiniones encontradas fueron muchas. Por un lado están los que piensan que el humor exagerado de Robin Williams puede llegar a cansar en una serie. Por otro lado están los que como yo, adoramos a este actor y nos encantan todos sus trabajos, tanto cómicos como dramáticos, y no nos parece que su tipo de interpretación humorística pueda llegar a cansar. Si eres de los que tienen la segunda opinión, posiblemente te hayas puesto a ver el segundo episodio de la temporada, que llevó por título The Spectacular y te habrá gustado tanto como el primero, al igual que a nosotros.

La trama del episodio de esta semana se ha dividido en dos partes. Por un lado, Sydney tiene un gran reto por delante en su carrera. Una empresa de café quiere una campaña de publicidad que sea enorme y novedosa. Pero ella suele trabajar sobre seguro y una campaña así suele presentarse para ella como un problema. Sin embargo, su padre le anima a que lo intente, que busque el genio que lleva dentro. Finalmente Sydney da con la campaña perfecta. En un lugar público abierto, harán una gran demostración con una taza de café gigante. Pero claro, en la ciudad del viento, este factor no es algo que tuvieron en cuenta, por lo que cuando se mete un poco de aire, parece que empiece a llover café y se monta un gran caos. La mala prensa que este acontecimiento les ha dado, es una gran oportunidad para darle la vuelta a la tuerca y utilizar el fatídico suceso en su favor. Y así lo hacen, creando una campaña novedosa y transgresora.



Por otro lado, Simon ha decidido criar un grupo de patitos. Nadie entiende muy bien el motivo, pero en la empresa, Zach y Andrew no quieren participar en el cuidado de estos adorables animales. Andrew está un poco celoso de Zach, quien parece ser el favorito de Simon, por lo que no le queda otra opción que aceptar la tarea de cuidar a los patos. Pero pronto su percepción cambia cuando se da cuenta de que para Simon, ésta es la tarea más importante y que no le confiaría a cualquiera. Poco a poco, Andrew le va cogiendo cariño a los patitos y cuando por fin llega el momento de soltarlos y devolverlos al lago (objetivo último de toda esta locura), no sólo a él le cuesta dejarlos marchar, sino que los patitos no quieren irse de su lado, por lo que debe meterse en el lago para que éstos vayan tras él. Como les digo, una locura total. 

Como ven, nos ha encantado el episodio y nos vemos la hora de que se estrene el próximo, que llevará por título Bad Dad, del que te ofrecemos la promo a continuación:


XoXo, Mystic Falls

No hay comentarios:

Publicar un comentario